Equipo de Biblioteca San Agustín participó en pasantía de fomento lector

Hoy en día, cuatro de cada 10 jóvenes elige un establecimiento técnico profesional para continuar sus estudios de educación media. Inclusive en Pregrado, el 42% de la matrícula corresponde a éste tipo de establecimientos (SIES, 2015).

Teniendo esto en consideración, es que Fundación Había Una Vez  en conjunto con Fundación Luksic organizaron la jornada  “Fomento Lector y cultural para jóvenes en Liceos Técnicos Profesionales” dirigido a Encargados de Biblioteca, Coordinadores y Jefes de Unidad Técnica Pedagógica.

El objetivo de esta pasantía fue intercambiar y conocer experiencias de programas de fomento lector fuera de la biblioteca, es decir proyectos culturales de otras instituciones, pero que trabajen con jóvenes principalmente.

En este encuentro, participaron Coordinadores y encargados de Biblioteca de los liceos Óscar Bonilla y La Portada de Antofagasta, del el Instituto Pascual Baburizza de Los Andes y del Complejo Educacional San Agustín de Licán Ray, además de los jefes de las Unidades Técnico Pedagógicas de los cuatro establecimientos se reunieron para compartir experiencias y reflexionar sobre iniciativas exitosas de fomento lector y cultural.

El grupo realizó visitas a las Bibliotecas de Santiago y Nacional y al Centro Cultural Palacio La Moneda. Además, asistieron a una presentación sobre los resultados del estudio de impacto del programa “Leyendo en Red” en la Fundación Luksic, ya todo un día en el que conocieron el proyecto educativo del Instituto Agrícula Pascual Baburrizza.

La semana se Pasantías fue intensa, de mucho trabajo, pero al mismo tiempo positivo. Siempre es bueno conocer experiencias de otros y encontrar inspiración para poder seguir trabajando. “Muchas veces, la biblioteca es el único lugar donde los estudiantes pueden entrar a la cultura. Pueden funcionar como puente a ella a través de exposiciones, ciclos de cine y mostrando las distintas realidades del mundo”, explicó Alejandro Oyarce, Coordinador de Proyectos de nuestra Fundación. “La lectura por placer no sólo da herramientas a los alumnos para desenvolverse en la vida, también redunda en los resultados escolares… El desafío es cómo involucrar a la familia y vincular a los profesores”, añadió.