Modelos de evaluación innovadora: Una experiencia exitosa para los docentes

A comienzos de este año, junto a los equipos de biblioteca y profesores de lenguaje de los  establecimientos que pertenecen a nuestro proyecto, nos embarcamos en una aventura que  pretendió repensar la evaluación tradicional del plan de lectura complementaria.  Es así como coordinados por el profesor, investigador y Doctor en Literatura Felipe Munita, comenzamos el Seminario-Taller “La lectura complementaria: co-construcción de dispositivos de evaluación de la lectura”.

El objetivo de este taller fue la construcción de manera colaborativa de un conjunto de dispositivos y estrategias de evaluación de la lectura complementaria, que favorezcan procesos de mejora en la educación lectora y literaria de los estudiantes, que sea motivadora para nuestros estudiantes y que cuente con una mediación y acompañamiento para lograr un acercamiento con las obras ofrecidas desde el aula.

De esta forma, concretamos la cuarta y última sesión del taller,  para evaluar la pertinencia de cada dispositivo en el contexto pedagógico de cada docente. En la oportunidad, se compartieron experiencias sobre la implementación de  los dispositivos  y se destacó el cambio en la mirada respecto al acompañamiento y mediación en el proceso de lectura, que resultó ser muy significativo y que cada vez cobra más sentido para los estudiantes.

La experiencia con los jóvenes  fue positiva, porque pudieron trabajar un texto en forma colaborativa, y en más de una instancia se conversó sobre el libro, compartieron con sus compañeros y eso les permitió valorar la lectura, hacerla propia desde otra perspectiva”.

Alejandra Hurtado y Ximena Fernández

“La experiencia fue distinta y motivadora, ya que les surgió un nuevo interés hacia los libros,  querer descubrir otros libros de la Biblioteca de aula (…) Pudieron compartir con sus compañeros, hablar mientras trabajaban sobre lo leído y dar su propia opinión durante las actividades realizadas”.

Jorge San Martín, Natalia Aravena, Jessica Catalán

Con respecto al proceso de mediación, los docentes manifestaron que los estudiantes se apropian de la lectura y ellos se transforman en acompañantes.

“La creación de este dispositivo de lectura abarca el proceso de lectura en su conjunto, entregando diferentes instancias de evaluación y acompañamiento a la lectura de un libro. (…) Se valora mucho el haber compartido experiencias y haber creado en conjunto a los otros participantes los criterios de evaluación, para dar forma a los diferentes dispositivos. Definitivamente este tipo de evaluación fue mucho más significativa que la evaluación tradicional con prueba escrita”.

Gina Navarrete y Viviana Pérez

“Como docente es muy enriquecedor ver la alegría de los niños y el interés de participar en cada una de las actividades que se le presentaron. Los niños se muestran auténticos y les encanta ser protagonistas, el profesor pasa a ser un guía, los acompaña en el proceso”.

Mena Aguayo, Yolanda Crisosto, Maritza Alvarez T.

Estas cuatro sesiones, que se realizaron en dos grupos, Panguipulli y Villarrica, estuvieron marcadas por el diálogo, la participación, experiencias de cada uno de los docentes, repensando los criterios que debieran nutrirse en el aula y en las prácticas pedagógicas, que ya no sólo se  sitúan al final del proceso de la lectura.