Incentivamos la lectura en vacaciones de invierno

Diversas fueron las actividades que los equipos de gestión de biblioteca, de los nueve establecimientos educacionales, organizaron para dar cierre al primer semestre e incentivar la lectura de los estudiantes durante las vacaciones de invierno.

Leches literarias,  Cuentacuentos, mediación de poesía, lectura compartida en voz alta, fiesta de disfraces,  tertulias literarias, fueron algunas de las actividades que permitieron reforzar el hábito lector de los estudiantes y motivarlos a que soliciten libros para leer en sus vacaciones, libros  que pertenezcan al plan lector y libros escogidos para leer por gusto.

Generalmente las vacaciones de invierno son instancias de relajo y ocio, por lo tanto se torna un momento propicio para que los padres fomenten el gusto por la lectura, y junto con esto, convertirla en una práctica habitual y transversal durante todo el año.

Durante estos 10 años como proyecto, hemos buscado cada oportunidad para fomentar la lectura y convertir a nuestros estudiantes en lectores autónomos, apoyando el proceso de formación de seres críticos, creativos y conscientes del mundo que los rodea. Creemos que la lectura ofrece espacios de intimidad, esparcimiento y reflexión, pero también la posibilidad de compartir emociones, opiniones y experiencias, es por esto que el apoyo de los padres es fundamental en este proceso.

Leer durante las vacaciones, brindará momentos de diversión, desarrollo de la creatividad y el pensamiento crítico,  ofrecerá espacios para compartir en familia, pero por sobre todo contribuirá a que los estudiantes regresen más conectados a clases.