Bibliotecas de Aula

 

Las Bibliotecas de Aula corresponden a un conjunto de libros, revistas y material bibliográfico, de diversa naturaleza y contenidos, intencionalmente instalado en la sala de clases, para generar un vínculo cercano del niño con los libros. Permite una dinámica de rotación y enriquecimiento permanente de la biblioteca general por su propia naturaleza.

Objetivos Generales

  • Poner a disposición de los niños y niñas un conjunto variado de material que les permitan disfrutar de la lectura y aprender a su propio ritmo y nivel.
  • Proporcionar una base de apoyo para que el docente enriquezca la comunicación y el desarrollo de las cuatro habilidades del lenguaje: escuchar, hablar, leer y escribir.
  • Estimular la comprensión de la lectura favoreciendo el desarrollo lector.

Funciones

Generar vínculos entre los alumnos, los docentes y los libros

 Las Bibliotecas de Aula pretender acercar físicamente a los niños y niñas y los libros, una variedad de material que  cumplirá diversos propósitos en su aprendizaje. Para los niños será un espacio amigable, atractivo con que relacionar los libros y la lectura. Para los docentes, se transformará en una fuente de apoyo para enriquecer las instancias de aprendizaje.

Fuente de Información

Corresponden al puente o nexo que une a los niños y niñas y docentes con la biblioteca general “abriéndoles el apetito” y ésta a su vez, es la fuente que proporciona movimiento y rotación del mismo. La existencia de la B. de Aula y su uso por parte de docentes y alumnos, es de suma utilidad si se registra el tipo de uso en actividades en aula, las inclinaciones o preferencias de los alumnos y las nuevas inquietudes que surgen a partir del material existente.

 Dar protagonismo a la lectura. Por qué es importante leer

La lectura es el principal medio de desarrollo del lenguaje, es un factor determinante del fracaso o éxito escolar, expande la memoria humana entregando al lector los grandes recursos de las culturas orales. Moviliza la imaginación y facilita el desarrollo de la expresión. Además, la lectura estimula la producción de textos y permite construir saberes propios.

Permite el desarrollo de autonomía en la adquisición de conocimientos y en la utilización del tiempo libre

El poner a disposición de los niños material bibliográfico atractivo y adecuado a su edad e intereses les acerca al mundo de la investigación, de la lectura y del placer de contactarse con la literatura en forma libre y autónoma.

Esto, si es de manera libre y facilita por el adulto, permitiría que el niño sea autónomo en su aprendizaje y encuentre información a través de la literatura.