Historia

Desde sus inicios

Con la intención de mejorar la calidad de la formación y educación de niños, niñas y jóvenes de nuestro país, el año 2009 Fundación Luksic con la asesoría de  Fundación Había una Vez, dio inicio al desarrollo de un significativo proyecto en sectores rurales de Panguipulli: la implementación de dos bibliotecas escolares con los más altos estándares de calidad  en relación a fondo bibliográfico, plan de fomento lector, diseño de bibliotecas,  funcionamiento, y asistencia técnica.

El proyecto iniciado el año 2009 siguió avanzando, y hoy son 9 las bibliotecas implementadas  con sus programas de fomento lector instalado en las escuelas de las comunidades de: Melefquén, Huellahue, Neltume, Choshuenco, Pullinque, Licanray y Coñaripe, Rayen Lafquen.
Cada centro lector se encuentra inserto en comunidades rurales, apartadas geográficamente, con dificultades de conectividad, escasas posibilidades de acceso a cursos presenciales de capacitación y acompañamiento continuo, orientados a bibliotecarios y docentes. Sin embargo, la motivación y compromiso de las comunidades educativas de trabajar en  la puesta en marcha del programa de lectura, en forma metódica, sistemática y continua, crea las condiciones óptimas para desarrollar esta red lectora, que involucra los 9 establecimientos y de esta manera, generar posibilidades de intercambio y vinculación de bibliotecas y programas para su fortalecimiento, autonomía y auto-sustentabilidad, dando espacio a la constitución de una nueva entidad comunitaria: Leyendo en Red.

Objetivo General del Proyecto

Promover el fomento de la lectura, comportamiento lector y comprensión de los fenómenos humanos, sociales y culturales en los estudiantes a través de acciones de fomento a la lectura integradas al proyecto educativo del establecimiento y de un programa de sensibilización que involucre a toda la comunidad escolar.

En la actualidad

Las Bibliotecas escolares  de Leyendo en Red, como centro de recurso educativo, representa un espacio dinámico de aprendizaje, bien organizado e integrado por recursos bibliográficos, documentales, multimediales y audiovisuales, además  de una adecuada implementación.  De esta manera, las bibliotecas se han convertido en verdaderos centros lectores donde los niños además de realizar préstamos, comparten en un ambiente grato y acogedor en torno a la lectura, participan de actividades literarias como cuentacuentos, leches literarias, ferias del libro, o la “Mochila Viajera”, una iniciativa que permite que los estudiantes lleven a su hogar los libros que seleccionaron personalmente para cada integrante de sus familia.

Es por esto que las bibliotecas representan en cada localidad un centro de extensión que cubre las necesidades culturales y recreativas, no sólo de los alumnos sino también de toda la comunidad, facilitando el acceso a la información y contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las comunidades.

Escuelas Asociadas

  • Escuela Rural Rinconada de Choshuenco
  • Escuela Rural Huellahue
  • Escuela Rural Pullinque
  • Escuela Padre Enrique Römer de Coñaripe
  • Complejo Educacional San Agustín de Lican Ray
  • Complejo Educacional Tierra Esperanza
  • Escuela Epu Klei de Lican Ray
  • Escuela Rayen Lafquén de Villarrica
  • Escuela Padre Berger de Melefquén

 

Etapas del Proyecto

 

ETAPA I

Implementar y poner en funcionamiento una biblioteca escolar para los estudiantes, docentes y padres de las comunidades educativas y desarrollar un programa de capacitación para los mediadores de la lectura.

Período de implementación: 1 – 6 meses.

ETAPA II

Potenciar y favorecer el compromiso de la comunidad escolar con la lectura, como fuente de desarrollo intelectual, social, emocional y cultural de las personas que forman parte de la comunidad.

Período de implementación: 6- 12 meses.

ETAPA III

Crear una estructura que permita establecer un orden y generar un sistema de cooperación orientado al logro de las metas propuestas dentro del programa de fomento lector, mediante procesos que favorezcan las condiciones necesarias para trascender las voluntades individuales, con el fin de contribuir al desarrollo de comunidades lectoras.

Período de implementación: 12 – 24 meses.

ETAPA IV

Sistematizar el programa de fomento lector unificando las acciones realizadas y fortaleciendo la institucionalización de la red y por otra parte, integrar el Programa de fomento lector al Programa Educativo Institucional de cada establecimiento.

Período de implementación: 24 – 36 meses.

ETAPA V

Potenciar y favorecer la articulación de la biblioteca escolar y sus proyectos de lectura y cultura en los programas institucionales de cada establecimiento.

Período de implementación: 36 – 48 meses.

ETAPA VI

Contribuir en el proceso de autonomía y pertenencia de los proyectos lectores de las escuelas que forman parte de Leyendo en red.

Período de implementación: 48 – 60 meses.